GRAN PARTE DEL POA SE INVERTIRÁ EN ÁREAS VERDES, BACHES Y ASFALTO

image_pdfimage_print

El Alcalde dijo que se contratará personal para el Hospital de San Antonio y los nuevos PumaKatari, y que se alejará a al menos 100 personas de la institución.

El municipio destinó más dinero para que se realicen asfaltos en 2018.

El alcalde de la ciudad de La Paz, Luis Revilla, presentó ayer el Programa Operativo Anual (POA) de esa institución  para el 2018, que asciende a 2.239 millones de bolivianos; se informó que la mayoría de estos recursos serán destinados para obras de asfaltado,  baches y áreas verdes.

Asimismo, Revilla anunció que se despedirá a 100 funcionarios  “burocráticos” para contratar personal para el hospital San Antonio y los PumaKatari.

“Estamos duplicando el presupuesto de ocho millones que teníamos este 2017,  vamos  a tener 15 millones el 2018 para atender el mantenimiento de la ciudad, para lo que se refiere a bacheos, en áreas verdes y parques, de cuatro millones  en 2017 a siete  millones en 2018; para asfaltos, de 10 millones estamos incrementando a 30 millones, vamos a tener nuevas vías y asfaltos, se está triplicando el presupuesto”, explicó el alcalde en conferencia de prensa.

El presupuesto del POA 2018 es de 2.239 millones bolivianos, mientras que el de 2017 es de 1.837 millones;  es decir, existe un  incremento de 402 millones de bolivianos. La mayoría del  Concejo Municipal, controlado por SOL.bo,  aprobó en sesión ordinaria  el POA  2018, que según la concejal Cecilia Chacón hace énfasis en las partidas de salud y educación. “Se prioriza la inversión en  salud con centros de primer y segundo nivel,  el equipamiento de unidades educativas,  la implementación del PumaKatari para ampliar este servicio a las zonas; seguridad ciudadana y mejoras de las vías para ampliar la conexión del municipio”, indicó.

Revilla explicó que la mayoría del presupuesto saldrá de los ingresos propios que se generarán en el municipio  a través de bonos y otros, debido a que los ingresos por el Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) se redujeron por la caída internacional  de precios de los hidrocarburos, lo mismo que la coparticipación tributaria. Además,  recordó que en 2013 el gobierno municipal paceño recibía 404 millones de bolivianos, mientras que para este 2018 la cantidad se redujo a sólo 118 millones.

El alcalde explicó que el hecho de que el presupuesto salga de los ingresos propios ediles no implica la subida de los costos de los servicios administrados por esa entidad. “En el caso de los servicios, no está previsto hacer  ningún otro ajuste para el 2018, ni tampoco ningún tipo de incremento en impuestos. La ley municipal de tasas y patentes es el  único ajuste que se ha hecho este año”, aclaró.

Con el POA 2018 se podrá financiar varias obras, como el viaducto San Martín, la bóveda del río Choqueyapu y avenida gruta del Lourdes-Costanera; la avenida Gringojahuira, que unirá Irpavi, Callapa, Kupini con la Zabaleta; la construcción del Hospital San Antonio, los  buses Pumakatari licitados, la Planta de Tratamiento, Centro Municipal de Faeno, 12 barrios de verdad; el asfaltado de varias vías e infraestructura escolar.

Contratación y despidos

El concejal del MAS Jorge Silva denunció que el incremento del POA es para contratar más personal  y que no es para obras. “Se ha incrementado el presupuesto para sueldos de personal tanto eventuales como permanentes, gastos para materiales y suministros. No nos dieron tiempo para revisar el POA, la documentación se la ha llevado ante la presidencia de la comisión y apenas hemos tenido acceso a éste”, dijo.

Sin embargo, Chacón afirmó que Silva no presentó observación alguna al POA durante la sesión en el Concejo Municipal.

Por su parte, el alcalde explicó que en 2018 sí se contratará nuevo personal, específicamente para el hospital San Antonio y  también para el funcionamiento de los nuevos buses PumaKatari, lo que implica algunos despidos. “Si vamos a construir  el hospital  y hacerlo funcionar, tenemos que pagar  nuevo personal, lo mismo con el PumaKatari; estamos previendo que a fin de año vamos a tener que hacer un ajuste de personal en la planilla central del GAMLP, que esperemos no afecte a más de unas 100 personas. Vamos a tener que reducir el personal burocrático administrativo”, justificó la autoridad edil.

Sobre el ingreso por el proyecto de parqueos ediles, Revilla dijo que se trata de un proyecto piloto que entregará datos para saber si favorece o no al municipio. “A partir de que la Alcaldía se haga cargo de la administración de parqueos y dejen de hacerlo  personas particulares, esperamos que nos reditúen ingresos a la municipalidad”, dijo.

El bono para discapacitados no se incluyó en el presupuesto 

El bono  mensual para personas con discapacidad  grave y muy grave, que deben cancelar todos los municipios, no fue incluido en ninguna de las partidas del Gobierno Autónomo Municipal de La Paz (GAMLP). El alcalde  de la urbe paceña, Luis Revilla,  dijo que se excluyó porque no tienen un censo actualizado, por lo que no saben cuántos recursos destinarán para este beneficio.

“No (se los incluyó)  porque no conocemos el monto. Está claro que una vez que conozcamos el monto, tengamos el censo y los detalles específicos, vamos a tener que hacer una reformulación presupuestaria. Al no saber exactamente qué implicancia tiene esa política, no podemos  inscribirla porque no sabemos de cuánto exactamente se habla”, afirmó.

La Cámara de Senadores sancionó el proyecto de Ley 072 de inserción laboral y de ayuda económica para personas con discapacidad, que  establece que los municipios deben pagar 250 bolivianos  por mes a quienes tengan discapacidad grave y muy grave.

El dirigente  del Comité Nacional de Lucha por la Renta Mensual (Conalur), David Hidalgo, dijo que existe un registro del Ministerio de Salud sobre personas con discapacidad y que debe llegarse a un  consenso con la gente de base.

“No importa si son del oficialismo y de la oposición, lo que importa es que tienen que cumplir la ley, es un tema de derechos humanos, no es político. Es una falla que tiene Revilla, debería haber consultado con las bases que están dentro de su municipio”, reclamó el dirigente de ese sector.

El Ministerio de Salud registró  en 2016 a   32.930 personas que tienen discapacidad grave,  7.685 pertenecen al departamento de La Paz; a nivel nacional se registró a  13.132 con discapacidad muy grave; La Paz tiene 2.673 personas.

FUENTE: Pagina Siete / Wendy Pinto / La Paz