TRANSPARENCIA PODRÁ PARALIZAR CONTRATACIONES

image_pdfimage_print

La ley de Unidades de Transparencia y Lucha Contra la Corrupción fue promulgada este lunes y tiene como una de sus herramientas la inteligencia para investigar a los funcionarios públicos para evitar la corrupción.

El vicepresidente Álvaro García en el acto de promulgación de la ley de Unidad de Transparencia.

Las labores de inteligencia serán una de las herramientas de las recientemente creadas Unidades de Transparencias para investigar el patrimonio de los funcionarios públicos y luchar contra la corrupción. El vicepresidente Álvaro García afirmó que el Gobierno combatirá “con la mayor drasticidad” este flagelo que, añadió, tiene indicios de presencia en niveles intermedios.

Los nuevos brazos operativos nacen con la promulgación de ley de Unidades de Transparencia y Lucha Contra la Corrupción, que fue la mañana de este lunes en un acto en Palacio de Gobierno. “La corrupción no está en nuestro ser, como comunistas entregamos lo que tenemos para los demás, para nosotros nada”, afirmó el vicepresidente.

Estas unidades deberán ser implementadas en todos los órganos estatales, empresas públicas, autárquicas y gobiernos autónomos. Se crearán en gobernaciones y municipios que tengan una población mayor a 30.000 habitantes con la finalidad de recibir denuncias contra funcionarios por actos de corrupción.

No solo tendrán la posibilidad de denunciar un acto irregular una vez consumado, sino cuando esté en proceso con la finalidad de detenerlo. Los responsables, explicó, serán designados por una instancia externa a las principales autoridades y tendrán en su afán de prevenir y luchar contra la corrupción la tarea de investigar.

“La obligación de la Unidad de Transparencia es utilizar la inteligencia; revisar cuentas bancarias de los funcionarios, revisar propiedades, revisar cosas raras que hayan en la actividad de un funcionario público que esta encargado de esa adjudicación (de obra)”, sostuvo.

También podrán recabar información con la Policía, la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI), la Unidad de Investigación Financiera (IUF). “Si es posible grabaciones, lo que sea; lo importante es que sea una Unidad que controle que al interior de ese ministerio o de esa empresa no haya funcionarios corruptos”, afirmó.

En varias ocasiones el gobierno rechazó que en los niveles de mando del nivel central del Gobierno haya indicios de corrupción y puso como ejemplo que los ministros, una vez dejan los cargos, vuelven a sus habituales actividades sin ningún otro patrimonio o empresa. Entonces vio en los niveles medios este tipo de problemas.

“Hemos logrado controlar y damos fe de que a niveles superiores de los ministerios no tenemos ministros que después de ser ministros tienen cinco casas o cuentas bancarias, no hay. Pero a nivel interior, de las direcciones, niveles intermedios, hay indicios de presencia de corrupción y hay que combatir también eso”, insistió.

El ministro de Justicia, Héctor Arce, participó del acto y destacó los esfuerzos hechos hasta el momento para luchar contra este flagelo. Destacó que se logró institucionalizar este objetivo.

FUENTE: La Razón / Carlos Corz / La Paz