GOBIERNO FORZADO A IMPULSAR PRODUCCIÓN CON VALOR AGREGADO

image_pdfimage_print

• El ministro Mario Guillén sostuvo que mantendrá sin variaciones los lineamientos de la política económica y dijo que este año el país crecerá por cuarto año consecutivo por encima de sus socios comerciales de la región

 

Los economistas Darío Monasterio y Gonzalo Chávez señalaron que la economía nacional vive un proceso de desaceleración y el mercado boliviano es pequeño y de ingresos bajos, por lo que plantearon al Gobierno impulsar la producción con mayor valor agregado y no mantener el mercado interno y las inversiones como el principal sustento del crecimiento.

Según Monasterio, mantener la política económica bajo los lineamientos aplicados en los últimos once años es una “decisión desacertada” del Gobierno.

Estas declaraciones fueron vertidas por Monasterio, luego que el ministro de Economía, Mario Guillén, declarara la semana pasada, que el modelo económico vigente en el país, seguirá los lineamientos de su antecesor, Luis Arce, en torno al crecimiento sustentado en función de la inversión y demanda interna, y no así en las exportaciones.

ENTORNO INTERNACIONAL

Al respecto, el director de Maestrías para el Desarrollo de la Universidad Católica, Gonzalo Chávez, alertó que el entorno internacional ha cambiado y que los precios de las materias primas no volverán a sus niveles del pasado.

Dijo que el precio del gas natural en el mercado internacional es menor al menos en 3 dólares, respecto de las cotizaciones del crudo y que las proyecciones del comportamiento del petróleo no son alentadoras.

Sostuvo que el Gobierno sobredimensiona el rol de la inversión pública no alienta la inversión privada y descuida el impulso que requieren los sectores transables (de exportación) de la economía, creando empresas improductivas y generando competencia con sectores donde el sector privado es más competitivo.

VALOR AGREGADO

“Lo que deberían apoyar las autoridades nacionales es una mayor producción con valor agregado; fomentar la exportación de productos no tradicionales, abrir nuevos mercados para la producción nacional”, precisó Monasterios.

Lamentó que el Gobierno no haya cambiado, en once años de gestión, la matriz productiva, y sólo continúe dependiendo de la venta de materias primas, como minerales e hidrocarburos, cuyos precios bajaron en el mercado internacional.

DECLARACIONES

“Tengan la seguridad que las políticas económicas que se han ido implementando van a seguir. Este modelo económico no depende de una persona, sino de una visión de país que se asumió en 2006, y esté quien esté en el mando, este modelo va a seguir funcionando”, declaró el ministro Guillén a la red Patria Nueva.

Entrevistado por la red televisiva, Cadena “A”, destacó el aporte de la inversión pública a la economía nacional y el consumo de hogares en el crecimiento del país.

CRECIMIENTO

Explicó que el dinamismo interno de la economía hizo posible mantener en la reciente década el crecimiento en cifras positivas. Sostuvo que el aporte de la demanda interna a la expansión económica fue 4.6 por ciento en el último año, mientras que la incidencia del sector externo fue negativa en 0.3 por ciento.

Guillén señaló que de no mediar imponderables este año, la economía boliviana podría lograr –por cuarto año consecutivo– el mayor crecimiento de la región. Sin embargo, ninguna autoridad del sector hizo referencia a las implicaciones del déficit fiscal (7.8%), el descenso de las reservas internacionales y la brecha comercial externa.

FUENTE : EL DIARIO